​​Iglesia Cristiana Cielos Abiertos

​​Iglesia Cristiana Cielos Abiertos

Pastores Leonel y Esther Mateo

Muchas veces vemos las victorias, pero pocas veces conocemos la historia. Desde los tiempos de los patriarcas, sabemos que Dios ha llamado, a hombres y mujeres, para usarlos como instrumentos de bendición, para la extensión de Su reino en la tierra. Muchos de esos hombres y mujeres, han dejado un legado, que hasta la fecha continua, y continuara, ya que esta Obra es de Dios, y no de los hombres.

102-05 32 Ave. East Elmhurst, NY 11369 

Pastores Leonel y Esther Mateo

Muchas veces vemos las victorias, pero pocas veces conocemos la historia. Desde los tiempos de los patriarcas, sabemos que Dios ha llamado, a hombres y mujeres, para usarlos como instrumentos de bendición, para la extensión de Su reino en la tierra. Muchos de esos hombres y mujeres, han dejado un legado, que hasta la fecha continua, y continuara, ya que esta Obra es de Dios, y no de los hombres.


Es por eso que compartimos contigo, queridísimo hermano-@ esta reseña histórica de nuestro ministerio. Data por el año 1989 cuando al Señor Jesucristo le plació rescatar el hogar de quienes son hoy los fundadores y pastores, de la Iglesia Cielos Abiertos. 


El proceso fue largo, pero después de estar por diez años bajo la cobertura del ministerio Adonaí, donde crecimos y aprendimos mucho sobre la vida ministerial, Dios, provoco una separación de dicho ministerio, que nos obligó a sentarnos a esperar en la voluntad de Dios para nuestras vidas. Fue a final del 1999 que después de haber orado, oído la voz de Dios, y haber hablado con el obispo Dr. Kittim Silva, que nos atrevimos a tomar el reto que Dios nos estaba poniendo por delante, y es allí donde nace, lo que hoy en día es la Iglesia Cielos Abiertos.


Como casi todos los ministerios, comenzamos, con pequeñas reuniones de hogar, que luego fueron creciendo, hasta que llegamos a congregar en ese apartamento un buen numero de personas. Por motivo de espacio nos vimos obligados a movernos a un lugar mas espacioso, que llenara las expectativas de los que Dios añadía a la iglesia; y aunque estuvimos en medio de luchas y cientos de problemas, hemos visto la Mano de Dios.


Sabemos que Dios es fiel, y que Su fidelidad nunca cambia, por eso y por muchas razones mas, hoy podemos decir confiadamente, El Señor a sido nuestro ayudador, no temeremos lo que nos pueda hacer el hombre.  Siempre recordamos estas palabras que dicen: Al que Dios llama, Dios lo prepara capacita y respalda; y también: el Señor no desampara la obra de Sus Manos.


Por eso: Aunque la lucha ha sido fuerte, estamos de pie; y aunque nos han empujado con violencia para que cayésemos, Jehová nos ha ayudado. Y por todos estos años que hasta hoy hemos servido al crecimiento del Reino de los Cielos, estamos muy agradecidos, por el apoyo Divino, el del obispo Dr. Kittim Silva, y el de todos los lideres que nos han brindado su mano. 


En el Amor de Cristo  

Leonel y Esther Mateo

Iglesia Cielos Abiertos